Blog para toda la familia

Ser vegano: ¿es una buena opción para los niños?

dieta vegana niños

¿Tienes un hijo que ha decidido que ya no quiere comer animales?. Es probable que tengas un vegano en ciernes en tu casa.

Sabes que los niños necesitan una amplia variedad de alimentos saludables para crecer y sentirse bien. Pero, ¿qué ocurre si tu hijo elimina grupos enteros de alimentos?. ¿Puede obtener los nutrientes que necesitan?.

Cada vez es más frecuente que los padres pregunten por los aspectos de salud y seguridad de una dieta vegana para sus hijos. Tras consultar con varios especialistas para la redacción de este artículo, la respuesta más generalizada es que una dieta vegana puede ser saludable para los niños, pero hay que tener en cuenta varios factores adicionales.

Necesitarás los datos para asegurarte de que tu hijo recibe suficiente combustible para su cuerpo y su cerebro.

Qué significa ser vegano

Es fácil confundir «vegano» con «vegetariano». Ambas dietas evitan la carne. Pero los veganos también evitan los alimentos que contienen productos animales, incluidos los lácteos y los huevos.

El número de productos de esta lista puede sorprenderle.

Por ejemplo, muchos productos de panadería estarán prohibidos, ya que la mayoría están hechos con huevos y mantequilla y la pizza, por ejemplo, no puede contener queso. Los veganos estrictos ni siquiera ponen miel en sus tostadas o en sus copos de avena.

¿Es la dieta vegana saludable para los niños?

Es estupendo que los niños reflexionen sobre las elecciones alimentarias que hacen cada día. Pero hay que asegurarse de que elijan alimentos que les den suficiente energía para jugar, aprender y pensar.

Los beneficios de una dieta basada en plantas son muchos. Por ejemplo, renunciar a la carne reduce las grasas saturadas y el colesterol, que son malos para la salud.

Sin embargo, algunos micronutrientes pueden ser difíciles de obtener en una dieta vegana.

Si tu hijo decide hacerse vegano, tendrás que planificar las comidas con cuidado, para asegurarte de que recibe suficiente cantidad de:

⇒ Calorías. Las necesidades calóricas de los niños son diferentes a las de los adultos, especialmente en el caso de los menores de 3 años. Utilizan más energía por kilo de peso corporal que los adultos y necesitan ingerir más energía al día para mantener un crecimiento y una actividad saludables. Asegúrate de que tu hijo consuma alimentos ricos en grasas «buenas», como los frutos secos, las mantequillas de frutos secos y los aguacates.

⇒ Proteínas. Puedes obtener este importante nutriente sin carne ni productos lácteos. Los frutos secos, las semillas, las alubias y los cereales 100% integrales contienen proteínas que mantienen a los niños en marcha durante todo el día. Un sándwich de mantequilla de cacahuete integral es una opción ideal para los niños.

⇒ Vitamina B-12. Es esencial para la salud del sistema nervioso y de las células sanguíneas. Los alimentos de origen animal son las principales fuentes de esta vitamina, por lo que es fácil que los veganos no obtengan suficiente. Sin embargo, las bebidas de soja, los cereales y las «carnes» de origen vegetal son buenas fuentes.

⇒ Hierro. Los cereales enriquecidos aportan el hierro que necesitas, al igual que las judías y las verduras de hoja verde. Tu hijo puede obtener aún más hierro si lo come con un alimento rico en vitamina C.

⇒ Calcio. No solo los huesos en crecimiento necesitan calcio. También es esencial para los nervios y los músculos y ayuda a la coagulación de la sangre. Los niños veganos pueden obtener calcio comiendo una variedad de alimentos, como la col rizada y el tofu y bebiendo alimentos enriquecidos, como el zumo de naranja enriquecido con calcio.

Prepara a tu hijo para esperar algunos desafíos como responderse a; «si te invitan a una fiesta de pizza, ¿qué harás?».

Ayúdale a encontrar respuestas investigando por tu parte y aprendiendo sobre la dieta vegana que tanto le interesa. Comprad juntos, cocinad juntos y probad nuevas recetas. Esto puede ser una gran oportunidad para que también conozcáis nuevos alimentos y para que tu hijo aprenda a desenvolverse en la cocina.

enseñar a tu hijo a cortar las verduras

Una dieta vegana cuidadosamente planificada puede ser una dieta saludable para los niños, con beneficios a largo plazo. Es una buena idea pedirle a tu médico de cabecera o a un dietista que te dé su opinión. Pueden sugerir a su hijo que tome un multivitamínico o un suplemento para mantenerse sano y también tendrán ideas para comidas y meriendas saludables.

Consejos para ayudar a tus hijos en su nueva vida vegana

1. Habla con tus adultos sobre la posibilidad de hacerte vegano

Los adultos son personas importantes en tu vida y es muy útil tenerlos de tu lado, sobre todo cuando se trata de un cambio importante de estilo de vida. Pueden ayudarte a decidir qué alimentos comer y cómo evitar ciertos ingredientes y pueden apoyarte de otras maneras en este viaje.

Si no estás seguro de cómo explicar a tus adultos por qué quieres hacerte vegano, comparte con ellos lo que has aprendido que te ha llevado a tomar esta decisión, lo nutritivos que son los alimentos de origen vegetal y cómo hacerse vegano puede ser una gran manera de practicar la responsabilidad. Si puedes convencerles de que se hagan veganos contigo, ¡aún mejor!.

2. Haz versiones veganas de tus platos favoritos

Muchas de las comidas que ya disfrutamos pueden ser veganizadas. Muchos alimentos para el desayuno, como los copos de avena, el pudín de chía, los bagels o las tostadas con mantequilla de cacahuete, con aceite de oliva y tomate y los cereales, suelen ser ya veganos.

pudin de chia desayuno sano

Platos como la pasta, los tacos, el curry y el chili pueden hacerse fácilmente veganos eliminando la carne y los lácteos. Utiliza esta lista de la compra vegana la próxima vez que tu familia vaya a comprar al supermercado.

3. Abastécete de «carnes» y productos lácteos veganos

Si puedes, es una buena idea ir a la tienda de comestibles con un adulto y decidir juntos algunos alimentos nuevos para probar. Cuando estés allí, estate atento a las versiones veganas de las carnes y los productos lácteos que solías comprar. Hay muchas carnes veganas deliciosas, como salchichas y hamburguesa.

También hay carnes veganas que son perfectas en un delicioso sándwich. Asegúrate de comprar también queso vegano. El queso vegano se presenta en muchas formas: rallado, en bloques, en crema de «queso», en dips, en cuñas y en barritas. Puedes utilizarlo para cubrir una pizza, poneroa en la lasaña, espolvorearla sobre la pasta, untarla en un panecillo o comerla como tentempié.

También es importante que tu familia compre leche vegana. Hay muchas marcas y tipos de leche de avena, anacardos, guisantes, almendras, soja y más.

4. Toma nota de todos los restaurantes que ofrecen opciones veganas

No tienes que comprar toda la comida en la tienda de comestibles. Muchos restaurantes de comida rápida y otras cadenas (así como lugares locales) ofrecen opciones veganas. Esto puede ser muy útil cuando tu familia no tiene previsto cocinar una comida y solo quiere algo para comer rápidamente.

Afortunadamente, muchos restaurantes que no son 100% veganos empiezan a incluir algunas opciones en su carta para las personas que han optado por esta creciente corriente alimentaria y forma de vida. Si averiguas, seguro que te será fácil hacerte con una lista de comidas veganas que pedir a restaurantes de la zona que te sorprenderán por lo rica que están.

5. Asegúrate de que tu profesor y tus amigos conocen tu nuevo estilo de vida

También es importante que cuentes a tu profesor y a tus amigos tu nuevo estilo de vida vegano. Aunque no busques su opinión sobre el tema, puede ser útil hacerles saber lo que vas a comer y lo que no cuando estés en el colegio o en casa de alguien.

6. Comparte tus nuevos conocimientos con los demás

Aunque hacerse vegano es una de las mejores cosas que puedes hacer para ayudar a los animales, compartir con otros lo que has aprendido y lo fácil que es comer vegano es también muy importante.

Si explicamos a nuestros familiares y amigos que comer alimentos no veganos perjudica a los animales y no es bueno para nuestro cuerpo ni para el planeta, podemos animar a los demás a elegir también la compasión.

 

También te puede interesar