MECA-WEB
Tu Blog de Ocio Familiar

Reseña Juego de mesa Azul

reseña juego de mesa azul

El juego de mesa Azul promete convertirse en uno de esos «clásicos» que consigue sobrevivir a la euforia inicial de expectación y premios y seguir siendo un superventas algunos años después de su lanzamiento. Si no lo has jugado nunca, te preguntarás dónde radica la clave de su éxito.

 

Azul es un fantástico juego de iniciación para aquellas personas que no han tenido mucho contacto con los juegos de mesa. A su vez, ofrece la suficiente profundidad estratégica para que los jugadores más exigentes encuentren motivos para querer jugarlo una y otra vez.

 

  • Edad: +8
  • Jugadores: 2-4
  • Duración: 30′-45′
  • Diseñador: Michael Kiesling

 

Cada jugador cuenta con un tablero personal. Los pequeños tableros circulares llamados «fábricas» se sitúan en el centro de la mesa al alcance de todos los jugadores. El número de fabricas variará dependiendo del número de jugadores: (5 fábricas para 2 jugadores, 7 para 3 jugadores y las 9 para 4 jugadores).

 

Coloca 4 fichas de colores al azar sobre cada fábrica y devuelve el resto a la bolsa. ¡Ya estás listo para una partida de Azul!.

 

¿Cómo se juega a Azul?

El juego Azul transcurre a lo largo de un número indeterminado de rondas, en las que los jugadores tendrán que ir rellenado su tablero. Cuando algún jugador complete una fila (horizontal) de su mosaico, se acabará la partida y se realizará el recuento de puntos.

 

El muro que debes ir rellenando es la sección del lado derecho del tablero. Para añadir fichas a tu muro, primero debes formar filas completas de fichas del mismo color en el lado izquierdo del tablero.

 

tablero juego azul

 

Las filas se rellenan cogiendo fichas de las fábricas con la sencilla regla de que se deben tomar todas las fichas del mismo color de esa fábrica. Las fichas de la fábrica de colores diferentes a los que el jugador de ese turno esté robando, se añaden al centro de la mesa. Ahí también se habrá colocado desde el principio de la partida un marcador de -1, que se llevará el primer jugador que robe de esa fichas sueltas del centro de la mesa.

 

En la primera fase de cada ronda, los jugadores se turnan para reclamar fichas de una de las fábricas. Cuando ya se hayan dejado fichas sueltas en el del centro de la mesa, el jugador activo podrá elegir entre robar de las fábricas o del centro de la mesa. El primer jugador que robe fichas del centro de la mesa, se llevará la ficha de penalización de -1 punto.

 

Una vez que un jugador ha cogido sus fichas, tendrá que colocarlas en la parte izquierda de su tablero. Ahí encontraremos cinco líneas y cada una de ellas tiene cabida para un número diferente de fichas.

 

A la hora de elegir en qué línea colocar las fichas hay que seguir las siguientes reglas:

  • Si una línea ya contiene fichas de un color, sólo se pueden colocar fichas del mismo color en esa línea.
  • Si un jugador ya ha completado un color en la parte derecha de su tablero, no podrá añadir fichas de ese color a la línea en futuras rondas.
  • Si un jugador no puede colocar todas las fichas que ha cogido en los huecos de la parte izquierda de su tablero, éstas se colocarán en la línea del suelo (la línea de la parte inferior del tablero con números negativos).

reseña juego de mesa azul

 

Después de que un jugador haya tomado fichas y las haya colocado en su tablero, será el turno del siguiente jugador. Será así sucesivamente hasta que se agoten las losetas de las fábricas. Es el momento de la fase de alicatado (pasar las fichas a la parte derecho de tu tablero).

 

Empezando por la línea superior, moverás a la casilla del color correspondiente de la parte derecha, una ficha de cada linea completa (las restantes se devolverán a la bolsa). Todas las fichas de las líneas incompletas se quedarán donde están para la siguiente ronda.

 

Tras colocar una ficha en el muro, el jugador sumará inmediatamente puntos por las fichas adyacentes conectadas horizontalmente y verticalmente a la loseta recién colocada (incluyendo la que se acaba de colocar).

 

Para preparar la siguiente ronda, se rellenan nuevamente las fábricas con cuatro fichas de la bolsa elegidas al azar.

 

La partida de Azul terminará cuando uno de los jugadores complete una de las líneas horizontales de su muro. Se acabará la ronda y se pasará a la puntuación final:

  • Las columnas completas otorgan 7 puntos
  • Las filas completas otorgan 2 puntos
  • Cada color de azulejo completo (que se haya colocado los cinco, uno en cada fila) otorga 10 puntos.

 

¿Es Azul un juego para toda la familia?

Azul cuenta con muy pocas reglas, que se explican en unos minutos y que están al alcance de cualquier participante, incluso sin experiencia previa en juegos de mesa. La edad mínima recomendada es a partir de ocho años, con lo que podemos afirmar que Azul es un juego perfecto para compartir en familia.

 

Sin embargo, según avanza la partida, la sensación de tensión aumenta gradualmente y las reglas sencillas dejan paso a una gran profundidad estratégica. En cada ronda, tienes la posibilidad de conseguir más puntos, ya que la longitud de las filas y columnas que rellenas en tu tablero va aumentando.

 

En las últimas rondas se crea una necesidad de planificar muy bien cada jugada; coger un par de fichas que luego no puedas colocar, se puede convertir en un drama con el que eches por tierra la puntuación de toda la partida.

 

Vigilar a tus oponentes resulta fundamental. La partida termina cuando un jugador complete cualquier fila horizontal y quizás tú puedas impedírselo robando justo las fichas que necesita.

 

Su producción es, sin duda, uno los aspectos más llamativos por su elegancia y la calidad de sus componentes. Michael Kiesling, su creador, ha sabido apañárselas para sacarle todo el jugo al leve hilo conductor de su temática y hacer que el despliegue de Azul en mesa se vea espectacular.

componentes juego de mesa azul

 

Azul es un juego abstracto que pasa de puntillas por la temática de producción de azulejos con los que el rey Manuel I de Portugal quiso decorar su palacio. Por lo demás, la temática es inexistente más allá de detalles como las fábricas de azulejos o el muro de decoración del tablero.

 

Azul es uno de los juegos familiares mejor valorados y una propuesta fantástica para abrir una noche de juegos.

También te puede interesar