Blog para toda la familia

Razones para descansar en una hamaca

Razones para descansar en una hamaca

Tratar de conseguir un buen descanso nocturno puede ser frustrante, especialmente si duermes en un colchón incómodo. Das vueltas en la cama en mitad de la noche y te cansas de perder el sueño.

Te dices a ti mismo que necesitas hacer algo, pero… ¿y si el cambio que viene a través de una hamaca?.

Tal vez te preguntes si dormir en una hamaca es mejor que dormir en un colchón. ¿Las hamacas son buenas para la espalda?, ¿puede una hamaca ayudarme con mis problemas de sueño?.

Por suerte para ti, este artículo responderá a todas estas preguntas y te explicará por qué usar una hamaca puede ayudarte a descansar y mejorar tu calidad de vida.

 

¿Qué es una hamaca?

La hamaca se remonta al año 450 a.C. en la antigua Grecia y se ha utilizado a lo largo de la historia por su comodidad, portabilidad y poco espacio.

La mayoría de las personas que utilizaron hamacas a lo largo de la historia lo hicieron en climas tropicales o a bordo de barcos militares. Con el tiempo, se han hecho más populares y ahora las utilizan millones de personas en todo el mundo.

En la actualidad, los seis tipos principales de hamacas son los siguientes:

  • Cuerda
  • Acolchada
  • Brasileña
  • Maya
  • Camping
  • Silla

Ventajas de utilizar una hamaca como cama

una hamaca para el patio

Utilizar una hamaca para descansar es algo comúnmente asociado al buen tiempo y a una buena siesta en la patio de casa, pero hay verdaderos fanáticos de las hamacas que las usan casi como sustituto de un colchón.

1. Dormir más rápido

Dormir en una hamaca no sólo es más relajante, sino que también te ayudará a conciliar el sueño más rápidamente.

Las hamacas pueden ayudarte a conciliar el sueño más rápidamente que un colchón.

El tranquilo movimiento de balanceo que proporcionan las hamacas permite una transición más rápida al descanso tranquilo.

El suave movimiento de balanceo de una hamaca también tiene un impacto positivo en las ondas cerebrales, lo que ayuda a relajarse y conduce a un sueño mejor y más placentero.

2. Un sueño más profundo

Un sueño más profundo es muy importante, ya que permite recuperarse mejor después de un largo día y ayuda al cuerpo a repararse. Una hamaca cómoda favorece un sueño más profundo porque ofrece una posición ideal para dormir con menos molestias.

No solo te sentirás más relajado cuando te despiertes de un sueño más profundo, sino que tu estado de ánimo, tus niveles de energía y tu sistema inmunitario también aumentarán de forma espectacular.

3. Las hamacas son buenas para la espalda

El dolor de espalda es común y millones de personas lo sufren cada día, pero muchos no se dan cuenta de que su colchón es la causa principal.

Los fabricantes de camas diseñan sus colchones con puntos de presión, especialmente los más baratos. Esto puede ser extremadamente incómodo para dormir y causar problemas de espalda no deseados.

Por el contrario, una hamaca confortable está diseñada sin puntos de presión adicionales y ofrece una posición de descanso natural para el cuerpo humano. Dormir en una hamaca te puede ayudar a aliviar el dolor de espalda .

4. Ayuda para el insomnio

Puede parecer desesperante cuando se lucha por conciliar el sueño noche tras noche y se sufre de insomnio. Has probado todas las aplicaciones para smartphones y la tecnología farmacéutica, pero puede que lo único que necesites sea una cómoda hamaca para dormir.

Las hamacas pueden mejorar el sueño de muchas maneras, e incluso ayudar en algunos casos de insomnio. Da la sensación de dormir en un vientre seguro y relajante, lo que es más natural que dormir en una superficie firme.

Siempre debes tener en cuenta que dormir en una hamaca no está hecho para todo el mundo. Aunque hay verdaderos amantes de esta forma de descansar, llegando a entenderlo casi como una filosofía de vida, muchos otras personas que las han probado, no han llegado nunca a acostumbrarse a ellas.

 

Una hamaca para el aire libre

Ya sea para relajarse o para acampar en el bosque, tendrás que aprender a montar tu nueva hamaca. Afortunadamente, la mayoría de las hamacas vienen con instrucciones de montaje sencillas. Sin embargo, se aplican algunas pautas generales, como la elección del lugar adecuado para colgarlo.

hamaca aire libre

Al no requerir el desbroce del terreno y pocas o ninguna estaca, las hamacas son refugios de mínimo impacto ambiental. Si se utilizan con un sistema de suspensión respetuoso con los árboles.

La hamaca ofrece una de las formas más ecológicas de relajarse al aire libre.

Las personas que realmente saben cómo acampar en una hamaca (o cómo colgar una hamaca durante el día) siguen estos tres pasos:

⇒ Escoge el lugar adecuado para instalar tu hamaca: piensa en los principios de «no dejar rastro», como instalarla lejos de una fuente de agua y en un lugar establecido que no tenga vegetación que pueda dañar. Comprueba también si hay objetos debajo y alrededor de la hamaca que puedan hacerte daño si te caes.

⇒ Escoge los árboles adecuados y utiliza correas anchas: esto significa que están sanos (sin ramas muertas), son fuertes (tronco grueso) y no albergan criaturas que puedas molestar.

⇒ Elige el ángulo y la altura correctos de la correa para colgar tu hamaca: el objetivo es tener un ángulo de unos 30 grados entre la correa y el suelo, y que la parte inferior de la hamaca esté a unos 45 cm del suelo.

¿Dónde puedes colocar tu hamaca?

Los principios habituales de la buena gestión de los espacios naturales se aplican tanto si se acampa de día como si se pasa la noche. He aquí tres buenas reglas a seguir:

⇒ Consulta con los gestores locales de los terrenos para asegurarte de que la zona permite las hamacas. No todas las zonas te permitirán colgar una. A medida que la popularidad de las hamacas aumente y si somos más los que las colgamos de forma responsable, menos parques se inclinarán por prohibirlas.

⇒ Cuando encuentres un par de árboles que puedan servir para colocar tu hamacas, fíjate bien. Compruebe si hay plantas sensibles y hábitat de vida silvestre así como como nidos de insectos.

⇒ Nunca coloques una hamaca frente a un camino que puedan utilizar personas o animales. Esto puede ser un peligro potencial para ambos. Incluso si no ves un camino bien marcado, examina el terreno circundante para ver si es una ruta lógica hacia un arroyo o un lago.

Ya sea para pasar el rato junto al mar, para relajarse en el porche trasero o para cambiar la cama por una hamaca, estas maravillas del ingenio humano son realmente increíbles. Una hamaca es lo suficientemente ligera como para llevarla a cualquier parte, lo suficientemente fuerte como para sostener a casi todo el mundo y lo suficientemente cómoda como para usarla todos los días de la semana.

Considerar todas las opciones y elegir la hamaca perfecta no es difícil. Para muchas situaciones, una de las hamacas centroamericanas te va a ir bien, pero no hay nada malo en la hamaca de cuerda más tradicional, si ese es tu estilo preferido.

Lo único que importa es encontrar la mejor manera de tumbarse, quitarse los zapatos y disfrutar de un rato para uno mismo. Las hamacas son lugares ideales para una rato de lectura, escuchar música, disfrutar de la naturaleza o simplemente dormir toda la noche.

 

También te puede interesar