Blog para toda la familia

¿Qué es una habitación Montessori y cómo se diseña?

habitación Montessori

Seguro que ya conoces el estilo educativo Montessori pero, por si acaso, se trata de la idea de que los niños aprenden mejor haciendo y practicando.

Se trata de un enfoque que ayuda a los niños a desarrollar habilidades de liderazgo, practicar la responsabilidad y ser más independientes desde una edad temprana.

Pero, ¿sabías que el concepto Montessori también puede aplicarse a la forma de diseñar y decorar la habitación de tu hijo?. A continuación te explicamos cómo implementar el estilo Montessori en un dormitorio y por qué podría ayudar a tu hijo a tener una ventaja en su aprendizaje.

Ideas del enfoque Montessori en la habitación de tu hijo

1. Todo al alcance de la mano

Aunque es tentador diseñar la habitación de un niño pequeño o de un bebé de forma estética, la mentalidad Montessori significa que hay que adaptar la decoración al tamaño real del niño.

En otras palabras, si te tumbas en el suelo (como lo haría un bebé) o te sientas en el suelo (del tamaño aproximado de un niño pequeño o de primaria), ¿qué puedes ver?. Y, lo más importante, ¿qué pueden alcanzar y agarrar sus pequeñas manos?.

Utiliza estos elementos para diseñar tu espacio, teniendo en cuenta que tu objetivo principal es crear un espacio que sea seguro, pero que también inspire la exploración independiente: la mentalidad Montessori.

2. Centrarse primero en la cama

Una cama de suelo es el ingrediente principal de una habitación Montessori. Aunque algunos dicen que puedes introducirla en cuanto tu bebé se mueva, la mayoría de las marcas las comercializan a partir de los dos años.

A diferencia de las cunas, que obligan a los padres a «gestionar» los hábitos de sueño y vigilia de sus hijos, una cama de suelo pone al niño al mando, permitiéndole movilidad e independencia. En este artículo te contamos ampliamente todas las ventajas de una cama Montessori.

La idea es que esta libertad de movimiento acabe enseñando a los niños la libertad de pensamiento. Cuando se despiertan, gravitan hacia el objeto de la habitación que más les intriga, haciendo descubrimientos y explorando sobre la marcha.

3. Selecciona los objetos al alcance de la mano

El enfoque Montessori también defiende las actividades y los objetos que se sincronizan de forma natural con las necesidades del desarrollo.

Esto significa que cuando tu hijo se levanta de la cama de suelo, su mundo -o al menos los juguetes que le rodean- está cuidadosamente seleccionado con opciones limitadas pero inspiradoras.

 

habitación Montessori diseño

 

Así que, en lugar de sacar muchos libros y juguetes, céntrate en una pequeña selección. Este enfoque del «entretenimiento» les permite comprometerse realmente con el interés del día, pero también ejercitar mejor la capacidad de concentración.

Además, con todo al alcance de su mano,  ya no tienes que adivinar o sugerir actividades. Lo único que queda por hacer es juguetear y explorar.

4. Establecer fases de preparación

Cuando diseñes tu habitación Montessori, piensa en otras formas prácticas en las que tu hijo pueda utilizar la habitación. Por ejemplo, en lugar de tener cajones altos y difíciles de ver en la cómoda, prueba a instalar una barra más baja en su armario o unos estantes para guardar sus calcetines y camisas.

También puedes habilitar un espacio a su altura, con un espejo y un cepillo de pelo, o lo que necesiten para arreglarse y salir de casa. De nuevo, se trata de capacitarles para que asuman su responsabilidad y ejerzan su independencia.

Un rincón de lectura con un pequeña estante o cesta de libros será fantástico para ir fomentando en los pequeños el amor por la lectura. Tal vez incluso una mesa y sillas a su altura para trabajar en proyectos. El objetivo es convertir su habitación en un verdadero santuario.

5. La decoración de las paredes y el ambiente

Una vez más, debes tener en cuenta el punto de vista de tu hijo, así que piensa en qué obras de arte le gustarán y apreciarán y cuélgalas a un nivel que pueda ver realmente. Al fin y al cabo, ¿de qué sirven los carteles de animales o del abecedario si son tan altos que tu hijo no puede leerlos?.

Por último, como la habitación Montessori está pensada para promover una sensación de calma, suele estar pintada de blanco o de un tono natural apagado. Esto no solo atrae la atención hacia las obras de arte (o las fotos de la familia), sino que también promueve un ambiente relajado y tranquilo.

Recuerda: tu hijo es «dueño» del espacio y tú eres simplemente quien lo prepara para que tenga éxito.

Creando el dormitorio Montessori

La cama de suelo Montessori puede ser lo primero que te venga a la mente cuando visualices una habitación Montessori, pero hay mucho más en esta idea que sólo la cama. ¿Cómo puedes incorporar la filosofía Montessori en la habitación de tu hijo y cuáles son los beneficios?.

Un entorno bonito, organizado y despejado puede ayudar de muchas maneras: vestirse y desvestirse se simplifica, el libro y el juguete favoritos están siempre al alcance de la mano, el niño puede participar en la vida de la familia y se siente útil.

En definitiva, siempre hay trabajos estimulantes que centran la atención del niño y satisfacen sus necesidades; surge una vida más divertida, creativa y tranquila para toda la familia.

Los cambios pueden hacerse gradualmente. Nunca he visto una sala Montessori perfecta, te damos algunas ideas para ambientar el dormitorio de tu hijo según el enfoque Montessori para que tú cojas lo que te funcione.

Cama Montessori

Ya le dedicamos este completo artículo pero, en definitiva, ten en cuenta que la cama de suelo promueve la libertad de movimiento y el desarrollo de la independencia de tu hijo, ya que puede entrar y salir de forma independiente. Puede ser tan simple como un colchón en el suelo.

 

que es una cama montessori

Utiliza una linterna como luz nocturna

Puede que pienses en una luz nocturna como algo que permanece encendido todo el tiempo, pero la oscuridad es mejor para dormir bien. Una la linterna justo al lado de la cama de nuestro hijo, para que pueda usarla si la necesita, pero de lo contrario se mantiene apagada.

Ropa de cama

Solo utilizamos una sábana bajera y una colcha de tamaño infantil encima. Esto facilita que tu hijo practique cómo hacer su cama.

Prepara a tu hijo para vestirse solo

El desarrollo de habilidades prácticas es un principio fundamental de Montessori. Dar a tu hijo la oportunidad de vestirse y cuidar de sí mismo y de su ropa puede ayudar a fomentar su confianza e independencia.

Una idea para un dormitorio Montessori es un armario en el que solo ofrecemos a nuestro hijo 3 o 4 prendas adecuadas a la vez, entre las que puede elegir. Para que se vista de forma autónoma, le proponemos prendas sueltas y sencillas: tops fáciles de poner, pantalones de cintura elástica, zapatos de cordones o de velcro.

Puedes utilizar un armario de tamaño infantil o cestas y cajoneras bajas. Utilizamos perchas de tamaño infantil y una cesta para la ropa interior y los calcetines. Una silla baja puede ayudar al niño a ponerse los pantalones o los calcetines.

Ideas prácticas y decorativas en un dormitorio Montessori

Cuelga un espejo a la altura de tu hijo

Un espejo en la zona de vestir puede ayudar a tu hijo a comprobar y asegurarse de que su ropa está bien puesta y que está listo para salir. También puedes poner un cepillo de pelo o un peine en una cesta debajo del espejo.

Cesto para la ropa sucia

Fomentar los buenos hábitos con un cesto guardarropa puede facilitar que tu hijo guarde la ropa sucia al final del día.

Ganchos

Cuelga ganchos a la altura de tu hijo. Los ganchos bajos son más fáciles de usar para tu hijo que las perchas y funcionan bien para albornoces, mochilas o sombreros.

Rincón de lectura

En este blog consideramos fundamental animar a los niños a leer desde bien pequeños.

Crea un rinconcito acogedor de lectura con un pequeño sofá y un estante para libros. Las tablas Wobbel son muy funcionales y uno de sus maravillosos atributos es crear un ambiente cómodo de lectura para el niño.

leyendo sobre tabla curva wobbel

Unos cojines en el suelo, una alfombra suave, una manta o una silla de tamaño infantil también funcionan a la perfección para crear este ambiente relajado.

Una estantería baja

La mayoría de las familias Montessori eligen una estantería con los libros mirando hacia delante, para que el niño pueda ver las tapas de los libros.

Completa el diseño de la habitación Montessori para tu hijo con toques personales:

  • Incorpora alguna caja musical para la hora de dormir o con algún instrumento como el xilófono para que tu hijo empiece a interesarse por la música.
  • Expón fotografías y obras de arte a la altura de tu hijo para que pueda verlas fácilmente.
  • Introducir la naturaleza en los espacios de tus hijos para que empiecen a familiarizarse con ella y a amarla. Puede ser algo tan sencillo como un pequeño jarrón con flores o una cesta del tesoro Montessori llena de piñas, piedras, plumas o conchas.

También te puede interesar