Blog para toda la familia

Descubre fabulosas ideas de aldabas para la puerta de tu casa

ideas sobre aldabas

Una aldaba es una forma rápida y fácil de añadir algo de personalidad a tu entrada. Tu puerta de entrada es una oportunidad perfecta para expresar tu estilo personal.

Tanto si decides rendir homenaje al estilo arquitectónico de tu casa, a su ubicación o simplemente te gusta un diseño concreto, las aldabas de las puertas pueden mejorar realmente el aspecto general de tu hogar.

Si valoras la apariencia y la primera impresión, este pequeño detalle de diseño te vendrá como anillo al dedo. Sea cual sea tu estilo personal, hay una opción de aldabón para la entrada de cada uno de nuestros hogares.

Si buscas las mejores ideas de aldabas para puertas, aquí tienes algunas de mis favoritas: ¡las que me hacen desear tener más de una puerta de entrada!.

Breve historia de la aldaba

Llamador, aldaba, picaporte… ese objeto que luce sobre la puerta o portón y que nos permite avisar de nuestra presencia, recibe varios nombres en nuestro idioma.

La aldaba es una pieza icónica de prestigio y estilo. Su diseño ha evolucionado con el tiempo, hasta convertirse en una expresión de estilo y un elemento atractivo de contemplar mientras caminas por la acera.

Las aldabas tienen su origen en la antigua Grecia, hace miles de años. Cuando las puertas sustituyeron a las cortinas en busca de privacidad y protección, los visitantes necesitaban una forma de señalar su presencia al llegar a una casa que no era la suya; ¡así nació la aldaba!.

El Renacimiento, que trajo una nueva ola de expresión artística y cultural al mundo, también llegó para renovar la aldaba de la puerta.

Las aldabas no escaparon a la explosión creativa de los siglos XV y XVI y los pequeños adornos de las aldabas comenzaron a realizarse luciendo las habilidades de los herreros.

A medida que el Renacimiento se extendía por Europa, los artesanos empezaron a fabricar aldabas únicas y elaboradas, desde dragones hasta leones o escudos familiares.

De nuevo, las aldabas ganaron en popularidad y siguieron extendiéndose por todo el mundo.

Temáticas de los llamadores de puerta

La iconografía de los picaportes es es muy variada. Normalmente se componen de una placa metálica que protege la madera del golpe y amplifica el sonido; el clavo, que la fija a la propia puerta y la pieza que golpea denominada llamador.

Con el tiempo, los diseños han evolucionado y han surgido temáticas muy variadas. Algunas de ellas se han consolidado y extendido por casi todo el mundo.

La aldaba con forma de cabeza de león fue prominente durante muchos años. Su simbolismo se extendió a través de los océanos y las culturas. De hecho, la aldaba de cabeza de león era muy utilizada en las colonias americanas.

En la cuenca mediterránea, la aldaba con la forma de la Mano de Fátima ganó una gran popularidad y se hizo muy común en diferentes tamaños y sobre puertas nobles.

Parece ser que la mano deriva de la Mano de Fátima, una imagen de la que se decía que protegía del mal. Por ello, en la fachada de la casa se colocaba un dibujo que se asemejaba a la mano para alejar todo lo malo.

Aldabas modernas

Las aldabas han experimentado una gran evolución desde su concepción en el siglo XI. Ya no son sólo un medio para alertar al propietario de su presencia. Hoy en día, los propietarios de viviendas deciden decorar su puerta principal con aldabas por diversas razones.

La razón más común es complementar el diseño arquitectónico de la fachada o añadir un emblema de moda. Es una oportunidad para que los propietarios adornen su vivienda mostrando su personalidad.

¿Está listo para adornar su casa con una aldaba única?. Veamos algunos de los diseños más populares de hoy en día.

1. Aldaba con forma de piña

Empecemos por la icónica aldaba de la piña. ¿A quién no le gusta el motivo de la piña en todas sus formas?. La larga historia de la piña como símbolo de hospitalidad la convierte en la aldaba perfecta y por excelencia.

Me encanta que se vea mejor en latón en una puerta brillante y colorida, aunque queda realmente hermoso en cualquier acabado.

2. Cabeza de león

aldaba cabeza de leon

Una preferencia personal es la aldaba en nuestra propia entrada.

Inspirado en las puertas que he visto en Europa, me encanta el aspecto clásico de la cabeza de león.

También creo que queda muy bien en nuestra puerta negra brillante.

3. Aldaba tradicional de latón

aldaba de laton

 

No hay nada más tradicional que el gran anillo de bronce. A veces sólo se necesita una sencilla aldaba de latón para dar un toque de elegancia y distinción. Es perfecto si no quieres comprometerte con un símbolo o un patrón, pero quieres añadir personalidad a tu puerta.

4. Aldaba con forma de concha

Siempre que vamos a una zona costera, me encanta mirar las diferentes puertas de entrada y las aldabas. Por alguna razón, los motivos marinos, como un encantador llamador de concha marina, se prestan a muchas ideas sugerentes para tu puerta principal. Siguiendo esta linea, también he visto picaportes con forma de ancla que son realmente preciosos.

5. Aldaba vintage

Las aldabas tienen una larga historia y suelen asociarse tanto a la buena fortuna como a la prevención del mal. Afortunadamente, la historia de nuestro país y la labor de nuestros artesanos a lo largo de siglos nos permiten disponer de un amplio catálogo de aldabas que son verdaderas obras de arte.

Hay reproducciones de algunos de estos ejemplos de aldabas antiguas que imitan muy bien a los modelos originales.

¿Dónde debe colgarse la aldaba en la puerta?

Para empezar, debes intentar centrarlo horizontalmente en tu puerta. Si tu puerta tiene una mirilla, debes colgar la aldaba por debajo.

Por último, debes colgar la aldaba a una altura de entre 1,5 y 2,5 metros del suelo. Todo esto suponiendo que tengas una puerta de madera.

En el caso de las puertas metálicas, la cosa se complica un poco más y quizás tengas que plantearte comprar herrajes por separado para una puerta metálica o de acero.

Espero que os gusten todas estas opciones y sugerencias de llamadores para tu puerta. Desde diseños únicos hasta estilos tradicionales, como puedes, las posibilidades son realmente infinitas.

Estos ejemplos son solo un punto de partida si quieres encontrar uno que se adapte a tu estilo y a tus preferencias.

También te puede interesar