Blog para toda la familia

Enseñar primeros auxilios a los niños

Enseñar primeros auxilios a los niños

Cuanto más tiempo pases al aire libre con tus hijos, más probable es que todos nos encontremos con situaciones complicadas. Pueden producirse cortes, rasguños, quemaduras y magulladuras. No importa lo cuidadosos que seamos. Y cuanto más mayores y más independientes son los niños, más probable es que necesiten conocimientos y habilidades básicas de primeros auxilios.

Hoy te traemos la información recopilada por algunos miembros del blog sanitarios y abiertos entusiastas de la montaña. Queremos contarte cómo enseñar a los niños los primeros auxilios. Tómate un tiempo para familiarizarte con lo más básico y luego repasa con tu hijo estos consejos prácticos de primeros auxilios. De este modo, ambos tendréis más confianza y habilidades en vuestra próxima aventura al aire libre.

Enseñanza de primeros auxilios básicos a los niños

Tanto si pasamos poco como si pasamos mucho tiempo al aire libre con nuestros hijos, llega un momento en que tienen que aventurarse solos. Intentamos educar a nuestros hijos para que sean amables, curiosos, reflexivos e inteligentes.

Queremos que tomen buenas decisiones por sí mismos. Pero incluso cuando lo hacen, pueden producirse lesiones. En este caso, queremos que estén lo mejor preparados posible para cuidar de sí mismos (y de los demás).

Las lesiones y la atención médica pueden resultar desalentadoras para muchas personas, pero no tienen por qué serlo. Con un poco de conocimiento, preparación y previsión, puedes preparar a tus hijos para que dominen los aspectos básicos de los primeros auxilios.

Este artículo está pensado para ayudar a tus hijos a ayudarse a sí mismos. Ya sea en un escenario de emergencia o en una situación cotidiana en la que se necesiten primeros auxilios.

Enseñar a los niños los primeros auxilios es algo que os hará a ti y a tus hijos más seguros y confiados en la naturaleza.

Las lesiones en el exterior ocurren…

Las aventuras al aire libre tienen riesgos inherentes. Los niños que juegan al aire libre corren, saltan, trepan, cruzan un río, montan en bicicleta y otras innumerables actividades sorprendentes. Estas actividades fomentan la creatividad, la independencia, la autoestima y la salud mental y física.

Nada es más natural para los niños que el juego y lo que queremos es que disfruten al máximo de estas actividades. Sin embargo, las lesiones pueden ocurrir.

 

madre curando herida de su hija

 

Cuando un niño se lesiona en el exterior, solemos correr a buscar a un adulto. Pero, ¿no sería estupendo que tus hijos pudieran atender adecuadamente sus propias lesiones menores cuando no hay un adulto competente cerca?. ¿No te daría eso mayor tranquilidad y a tu hijo mayor independencia?.

Este artículo te ayudará a enseñar a su hijo los primeros auxilios básicos. Hablaremos de cómo tratar las lesiones leves, las habilidades que hay que utilizar, el material de primeros auxilios adecuado para los niños y otros consejos útiles de primeros auxilios.

… que no cunda el pánico

Lo primero es lo primero. Si solo puedes enseñar a tu hijo UNA cosa, que esa sea mantener la calma en caso de emergencia. Cuando cunde el pánico, a menudo más de una persona resulta herida. Las cosas pueden ir de mal en peor si te entra el pánico. Las lesiones pueden dar miedo, así que mantener la calma es más fácil de decir que de hacer. Pero con un poco de preparación y conocimiento, es mucho más fácil mantener la calma.

En cualquier situación, lo primero y más importante es evaluar la situación. Cuando ocurre algo que da miedo, una forma de frenar el pánico es contar hacia atrás en tu cabeza antes de actuar. «Tres, dos, uno… ACTÚA». Esto da a tu cerebro el tiempo suficiente para evaluar lo que hay que hacer y reduce los errores.

Del mismo modo, practicar la respiración profunda (inspirar por la nariz y espirar por la boca) puede tener un efecto calmante en nuestro cuerpo.

Una de las mejores formas de enseñar primeros auxilios a los niños es utilizar escenarios y juegos de rol. Ten en cuenta que los escenarios que implican a una madre o un padre heridos pueden provocar ansiedad en los niños, así que intenta que sean ligeros y no demasiado terroríficos.

Explica la situación y pregúntale a tu hijo qué debe hacer primero. Recuérdales siempre que deben tomarse el tiempo necesario para evaluar la situación y reflexionar antes de actuar o elaborar un plan de acción. Esto le recordará a tu hijo que debe dejar de entrar en pánico y pensar.

Enseñar a los niños a tratar los rasguños y cortes

Al saltar sobre las rocas o trepar a los árboles, los raspones y cortes son algunas de las lesiones más comunes en los niños. La mayoría de ellas son menores y lavarlas con agua y jabón y mantenerlas limpias ayuda a su curación.

Pasos sencillos para tratar un corte:

⇒ Mantener la calma y evaluar la situación

⇒ Si hay una hemorragia importante, pedir ayuda inmediatamente y aplicar presión en la zona para detener la hemorragia.

⇒ Si la herida no es importante, aplicar presión (normalmente solo durante unos minutos) para detener la hemorragia y permitir que el cuerpo forme un coágulo.

⇒ Limpar la zona con agua y jabón si hay disponible. Si no, límpiala con una toallita con yodo y déjala secar.

⇒ Aplicar una pomada antibiótica.

⇒ Aplicar un vendaje limpio o un trozo de gasa.

⇒ Si la laceración es profunda y no deja de sangrar tras la presión, puede ser necesario utilizar un Steri Strip.

Si es necesario, se puede utilizar un Steri Strip en lugar de puntos de sutura. Supongamos que st hijo se ha caído y se ha golpeado la cabeza con una roca. Ahora tiene un corte de unos 2 cm de largo y 2 cm de profundidad que parece necesitar puntos de sutura. Ahora imagina que estás a tres horas de un centro de atención urgente o de una sala de emergencias. Un Steri Strip hará maravillas hasta que pueda recibir atención médica adecuada.

Cómo aplicar un Steri Strip:

⇒ Como se ha mencionado anteriormente, aplicar presión para que la hemorragia se detenga o se ralentice lo suficiente para que pueda aplicar el vendaje.

⇒ Limpiar la zona lo más posible con agua y jabón y/o gasas estériles.

⇒ Abra el Steri Strip, mida la longitud de la herida y corte el número adecuado de tiras para ajustarse a la longitud de la herida.

⇒ Retirar el soporte de un lado de la tira estéril y aplicar el adhesivo a un lado de la herida.

⇒ Cuando el adhesivo se haya adherido a la piel, tire del otro lado de los Steri-strips sobre la laceración (esto cerrará la herida).

⇒ Retirar el soporte y pegar la otra cara a la piel.

Le recomendamos que lleves las Steri Strips en tu botiquín de primeros auxilios y practiques su uso (y dejes que los niños practiquen) antes de tener que utilizarlas en la vida real.

Cómo tratar las quemaduras leves

¿Qué es acampar sin un fuego?. A todos nos gusta sentarnos alrededor de una hoguera y contar historias. Estos momentos de nostalgia pueden verse truncados si alguien toca un palo caliente o se derrama una comida o una bebida caliente. Una quemadura es básicamente la cocción de la carne y es muy dolorosa.

Tu primer instinto puede ser correr al arroyo helado más cercano y colocar la parte del cuerpo afectada en el agua. Sin embargo, puedes hacer más daño de esta manera. El agua muy fría puede restringir el flujo sanguíneo y dañar el tejido circundante.

Si tú o su hijo os quemáis levemente, aplica una toalla o sábana húmeda, limpia y fría (pero no helada) sobre la zona afectada para enfriarla y mantenerla limpia. No apliques un vendaje apretado a una quemadura, ya que puede adherirse a la carne y levantar el tejido al retirarlo.

A continuación, aplica una pomada antibiótica y una venda o gasa limpia y seca. Esto solo se aplica a las quemaduras pequeñas. En caso de quemaduras más grandes y graves, debe buscar atención médica inmediatamente.

Prevención de quemaduras

La prevención en temas de quemaduras es algo interesante para enseñar a los niños. He aquí algunos principios básicos de la prevención de quemaduras:

Tirarse al suelo y rodar si sus ropas se incendian.

Cuando vierta líquidos calientes, coloque la taza o el cuenco sobre una superficie dura y estable para reducir el riesgo de derramar el líquido sobre las manos.

Haga hincapié en la necesidad de caminar alrededor de los fuegos y las estufas, sin correr ni saltar cerca del fuego.

Nunca tocar los objetos utilizados para cocinar sin un guante de cocina o paño (pueden estar calientes).

Cómo tratar una torcedura de tobillo

Por desgracia, los esguinces de tobillo (estiramiento o rotura de ligamentos) son lesiones comunes en niños y adultos. Correr, saltar, escalar, ir de excursión, esquiar, ir con raquetas de nieve, etc., son actividades que suponen un alto riesgo de sufrir esguinces de tobillo. La mejor manera de prevenir estas lesiones es acostumbrar a tus hijos a llevar un calzado estable cuando realicen senderismo y otras actividades al aire libre.

Sin embargo, si tú o tu hijo os lesionáis, los siguientes pasos pueden ayudaros a recibir atención médica de forma segura.

Primero, pídeles que se sienten en un lugar seguro y que se quiten los zapatos y los calcetines. Esto le permitirá examinar ambos pies y ambos tobillos juntos, para poder compararlos. El tobillo lesionado puede estar magullado, hinchado y dolorido.

Busca un hueso roto. Si hay una deformación evidente que probablemente indique una fractura, tendrás que pedir ayuda para que la persona herida sea evacuada o llevada a un centro médico para su tratamiento. Mantén la herida en reposo, sin aplicar presión.

Si no hay un hueso roto evidente, aplica hielo o una compresa fría durante 20 minutos. Esto puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Otra opción es colocar el pie y el tobillo en un arroyo o lago frío: el agua fría tendrá el mismo efecto.

A continuación, eleva la zona afectada. Si está sentado en el suelo, coloca el pie torcido sobre una mochila, por ejemplo. Esto también ayudará a reducir la hinchazón.

Tras un periodo de descanso, el siguiente paso es evaluar la amplitud de movimiento. Mueve el pie hacia arriba y hacia abajo y de lado a lado. Si el dolor y la hinchazón son mínimos y la persona puede mover el tobillo en toda su amplitud de movimiento, es probable que la lesión pueda tratarse sobre el terreno con esparadrapo y puedas volver a casa o a tu vehículo para seguir descansando. Si tienes un SamSplint (una férula moldeable de inmovilización), puedes usarlo.

¿Cómo aplicar una venda a un tobillo torcido?

⇒ Paso 1: Para fijar un tobillo torcido, primero envuelve la pierna con un trozo de cinta adhesiva, a unos 5 cm por encima del tobillo. Esto se denomina cinta marcadora.

⇒ Paso 2: Aplica otros tres trozos de cinta en forma de U (como un estribo) para apoyar el pie. Comienza en el punto de referencia, luego tira de la cinta por debajo del pie y hacia el otro lado. Corta la cinta y repite dos veces, superponiendo la cinta

⇒ Paso 3: Aplica tres tiras adicionales de cinta adhesiva en forma de J para mayor estabilidad. Nuevamente, comienza con la cinta marcadora en el lado no lesionado de la pierna, tire de la cinta por debajo del pie en la parte superior del pie y fíjala donde comenzó la forma de J. Repite esto dos veces más, superponiendo la cinta.

⇒ Paso 4: Aplicar la venda en forma de ocho. Empieza donde empieza la forma de J. Pasa la cinta por debajo del pie, a lo largo del lado opuesto del pie, por encima y alrededor de la parte posterior del tobillo y luego vuelve a pasar por encima. Repite esto dos veces más, superponiendo la banda. Asegúrate de que los dedos del pie de la persona lesionada son de color rosa, que pueden moverlos y que pueden sentirlos.

Cuando se sienta cómodo, salga lentamente y busque más tratamiento médico si es necesario.

De nuevo, se trata de una actividad que puedes practicar en casa (en un entorno seguro y tranquilo) antes de tener que utilizar estas habilidades en una situación real. Practicando cómo vendar un tobillo, tus hijos se sentirán seguros y sabrán exactamente qué hacer si se presenta la situación.

Cómo tratar la sangre de la nariz

Lo más probable es que a ti o a tu hijo os haya sangrado la nariz alguna vez. Seguro que has oído muchas tácticas diferentes sobre cómo detener una hemorragia nasal. El problema es que muchas de las recomendaciones anteriores (inclinar la cabeza hacia atrás, por ejemplo) pueden hacer que se trague sangre. Esto puede provocar el vómito de tu hijo.

La mejor y más fácil manera de detener una hemorragia nasal es sentarse, inclinar la cabeza ligeramente hacia delante y pellizcarse la nariz justo debajo del puente, donde se puede sentir la zona ósea y el cartílago (el tejido blando que forma las fosas nasales). Sigue aplicando presión durante unos 5 minutos hasta que la hemorragia se detenga.

A menudo, este tiempo es suficiente para que se forme un coágulo. Intente no alarmarse cuando intente retirar el tejido y salga un gran coágulo de la fosa nasal. Esto es normal. Si la hemorragia nasal no se puede detener después de intentar esta técnica, consulte a un médico.

Botiquín de primeros auxilios para niños

Enseñar a los niños consejos y técnicas de primeros auxilios es una cosa. pero, si quieres que tus hijos se sientan no solo orgullosos sino también seguros de sus conocimientos de primeros auxilios, deja que se lleven algunos suministros básicos a sus aventuras.

Hemos preparado botiquines de primeros auxilios para nuestras niños y les encanta poder ayudar a los demás o a ellas mismas cuando alguien se hace daño. Esta lista de artículos puede caber fácilmente en una mochila y servirá para tratar la mayoría de las lesiones menores.

Haz tu propio botiquín de primeros auxilios para niños

Tegaderm – Los vendajes de Tegaderm son increíblemente útiles si tienes una lesión en una zona que probablemente se moje. Son transparentes y suaves para la piel, y además son resistentes al agua. Supongamos que tienes un corte y lo has limpiado bien, pero te vas a acampar unos días más. Si pones un Tegaderm sobre una gasa limpia para un corte, se mantendrá en su sitio, evitará que la humedad entre en la zona y podrás ver cualquier enrojecimiento (signo de infección) a través del apósito. Al cabo de unos días puede retirar el Tegaderm en la ducha. He utilizado mucho estos apósitos a lo largo de mi carrera de enfermera y no puedo recomendarlos lo suficiente.

Vendaje Ace – Como se ha mencionado anteriormente, los vendajes Ace se aplican sobre una férula o un vendaje grande para reducir la movilidad y proporcionar cierta compresión.

Herramienta multifuncional – Una buena herramienta multifuncional incluye pinzas, un cuchillo y unas tijeras pequeñas, todo en una herramienta compacta. Son ideales para quitar astillas y uñas rotas, y para cortar gasas o cinta adhesiva.

Kits Welly – Nos encantan los Kits Welly. El adorable recipiente metálico contiene los elementos básicos de primeros auxilios, como vendas para pequeños cortes, crema antibiótica, desinfectante de manos y crema de hidrocortisona. Empiezo con estos kits y dejo algunos de estos elementos en el contenedor, luego añado algunos elementos más para hacerlo aún más funcional. El contenedor mantiene todo seguro y seco cuando está en un kit o mochila más grande.

Apósitos para quemaduras – Estos prácticos apósitos son ideales para proteger una quemadura por escaldadura.

Gasa – Merece la pena llevar una gasa cuando te aventures a salir. Normalmente envueltas individualmente (para permanecer estériles), las gasas son ideales para limpiar heridas y aplicar una pomada antibiótica en cortes/abrasiones. A continuación, puede aplicar Tegaderm directamente sobre la gasa para mantenerla en su sitio o aplicar otro tipo de vendaje.

SteriStrips – Como se ha mencionado anteriormente, los SteriStrips son una excelente alternativa a los puntos de sutura cuando se está lejos de la ayuda médica. Aplicar presión sobre el corte para detener la hemorragia. Limpiar la zona lo más posible con agua y jabón y/o gasas estériles. Abra las SteriStrips, mida la longitud del corte y corte el número adecuado de tiras para que coincida con la longitud de la herida. Retire el soporte de un lado de las SteriStrips y aplique el adhesivo a un lado de la herida. Cuando el adhesivo se haya adherido a la piel, tire del otro lado de las SteriStrips sobre la laceración para cerrar la herida. Retirar el soporte y pegar la otra cara a la piel.

SamSplint – Conocí SamSplint hace unos años cuando obtuve mi certificación de Soporte Vital Avanzado en Tierras Salvajes. Estos productos son increíbles. Se puede entablillar un brazo, un tobillo, una muñeca, etc. ¡tan rápidamente! Incluso tienen instrucciones impresas en la parte delantera. Utiliza la SamSplint y luego aplica un vendaje Ace para mantener la férula en su sitio mientras evacúas la zona y acudes a un profesional médico. Al entablillar un hueso, recuerde la posición anatómica. Por ejemplo, nuestro hijo menor se rompió el radio y el cúbito hace unas semanas tras una caída. La forma correcta de entablillar era doblar el codo y luego apoyar los huesos rotos desde abajo. Esto no sólo alivia parte del dolor, sino que también favorece la curación.

Toallitas con alcohol o bastoncillos con yodo: ambos son una gran opción para limpiar las heridas. Deberá elegir toallitas con alcohol si es alérgico al yodo, o viceversa. Si es necesario, el olor de una toallita con alcohol también puede reducir las náuseas. Asegúrese de retirar los restos de la herida con las manos limpias o con pinzas. A continuación, limpie la zona con una toallita con alcohol o con yodo. Deje que la zona se seque y, a continuación, aplique el vendaje o apósito adecuado.

Pomada antibiótica – Después de limpiar un corte, una abrasión, una pequeña quemadura u otra lesión menor, aplique una pomada antibiótica directamente sobre la venda limpia (vendaje, gasa, etc.). NO aplicar directamente sobre la piel ya que puede contaminar todo el tubo de pomada si toca el envase con la piel. La pomada antibiótica ayudará a eliminar los gérmenes de la piel.

Cinta adhesiva deportiva: puede utilizarse para fijar un vendaje o apósito, entablillar un tobillo torcido o reparar un agujero en la tienda de campaña. Se trata de un producto muy versátil.

Solución de contacto – Hace unas semanas estábamos jugando junto a un río con unos amigos y a uno de los niños, por desgracia, le entró arena en el ojo. Si alguna vez has tenido una abrasión corneal, sabes lo doloroso que puede ser. Por suerte, teníamos un poco de solución para lentes de contacto a mano y la vertimos en el ojo de la niña, eliminando la arena antes de que pudiera hacer algún daño serio. Un envase de tamaño de viaje de la solución de contacto funciona bien. Siempre tendré uno en mi botiquín.

Guía de primeros auxilios – Por último, pero no menos importante, es una guía de primeros auxilios. Este es un gran complemento para cualquier aventura al aire libre para ayudar con los primeros auxilios que usted o sus hijos puedan necesitar. La adrenalina a veces se interpone en el camino de la lógica, así que es bueno tener un libro de referencia a mano. Éste no sólo es ligero, sino también resistente al agua.

Cursos de primeros auxilios para niños

Enseñar a los niños los primeros auxilios básicos es un paso importante para criar niños fuertes, capaces, seguros y serviciales. Espero que este artículo haya sido informativo y os ayude (tus hijos y a ti) a sentiros mejor preparados para su próxima salida.

Es muy importante educar a su hijo en materia de seguridad al aire libre, prevención y tratamiento de lesiones. Además, contar con un botiquín de primeros auxilios con los suministros adecuados puede hacer que un viaje sea un éxito. Os deseo a todos unas felices y seguras caminatas. Y si tú o tu hijo os lesionáis, espero que ahora te sientas más seguro a la hora de afrontar la situación.

También te puede interesar