Blog para toda la familia

Consejos y trucos para montar un puzzle con éxito

Consejos para montar un puzzle

Los puzzles siempre han sido un gran proyecto en todos los hogares donde ha habido niños, pero realmente son un pasatiempo del que disfrutan también muchos adultos. Comenzarás por un puzzle de 500 piezas y antes de que te des cuenta, estarás buscando un reto de mayor dificultad.

Para que consigas completar tu reto y no abandones en el primer momento en el que te quedes atascado, esta guía te dará las claves para que te completes tu primer puzzle con éxito y te conviertas en todo un experto.

Creo que los rompecabezas son una forma estupenda de quitarse de encima la apatía y el estrés y pasar unas horas satisfactorias con un solo objetivo en mente: terminar el rompecabezas.

Hay una serie de consejos y trucos que pueden ayudarte a armar un puzzle con menos frustración, ¡vamos a por ellos!.

 

Pasos previos al montaje de un puzzle

Eligir un puzzle

Aunque parezca algo evidente, este primer momento puede ser fundamental en nuestro objetivo final de disfrutar mientras montamos un puzzle.

Sé honesto contigo mismo; aunque te sientas atraído por el diseño o la temática de un rompecabezas de 3.000 piezas, no deberías empezar por él si tu nivel de habilidad es en realidad es de 500 piezas.

A tu mente le gustan los retos, pero no los imposibles. Analiza tu nivel de habilidad y una vez que tengas decidido de cuántas piezas quieres que sea tu primer puzzle, ve a por él.

Ahora que los rompecabezas vuelven a estar de moda y cada cierto tiempo salen al mercado nuevas marcas de puzzles, lo difícil será quedarse solo con uno a la hora de comprar.

Si te marcas un objetivo desafiante pero alcanzable, la tarea será más agradable .

Buscar un área de trabajo adecuada para el montaje del puzzle

La mayoría de los rompecabezas indican el tamaño final en la caja del rompecabezas. Es importante elegir un lugar adecuado que no estorbe a las actividades diarias.

Aunque la mesa de la cocina puede parecer buen lugar para armar un rompecabezas, tal vez no sea el lugar más conveniente para su aventura, porque tendrás que usarla a diario.

Busca una mesa o superficie plana con la que no cuentes a diario. Busca una zona poco transitada y, si piensas que vas a tener que recoger tu puzzle cada vez que termines de pasar un rato con tu nuevo pasatiempo, hazte con una de esas alfombrillas que te permitirán enrollar tu puzzle y moverlo de un lado para otro si lo necesitas.

⇒ Consejo de experto: ¿Has pensado que quieres hacer con él cuando lo hayas terminado?. Si piensas pegar tu proyecto terminado, móntalo en un trozo de cartón que sea 5 cm o más grande que el tamaño final del puzzle en todos sus lados. Tendrás que dar la vuelta al puzzle para pegarlo y te ahorrará trabajo después.

Una buena iluminación te ayudará a armar tu romepcabezas

Para poder ver con claridad los colores y patrones de un puzzle, la iluminación juega un papel importante en el éxito de cualquier aficionado. Las lámparas de pie pueden funcionar temporalmente, pero producen sombras y también pueden provocar tensiones en la espalda.

Las lámparas de escritorio son bastante recomendables, pero asegúrate de encontrar una que se pueda girar y maniobrar sin molestar a las propias piezas. Si eliges una lámpara de escritorio, te recomiendo una sin cable para evitar cualquier percance con el cable.

 

Empezamos a montar nuestro puzzle

Pon todas las piezas piezas bocarriba para ordenarlas y agruparlas

Este paso empieza a dar un poco de sentido a todo el caos y reduce el tiempo de montaje. Girar todas las piezas para que el lado de la imagen quede hacia arriba puede requerir algo de paciencia, pero a la larga puede ahorrarte tiempo.

Mientras las giras, podrás ir separando las piezas centrales y las piezas de los bordes.

 

montando un puzzle paso a paso

 

Si tienes bandejas clasificadoras o platos de papel, también puedes agrupar por colores. Clasificar las piezas según el patrón y el color de la imagen del rompecabezas también le ahorrará tiempo.

⇒ Consejo de experto: Para trabajar de forma más cómoda, saca las piezas del rompecabezas de la caja con la mano para evitar el polvo de fabricación. Vacía el polvo en la papelera y utiliza la propia caja para clasificar.

Montamos los bordes del puzzle

Ahora que has separado las piezas por el borde y el centro, coloca la imagen del puzzle sobre la mesa y organiza todas las piezas del borde en una zona por color, textura o patrón.

Puedes empezar a montar el borde según tu foto y el tamaño final del mismo. Monta los bordes según la forma final del puzzle. Por ejemplo, los rompecabezas redondos suelen tener piezas con bordes redondeados. Si buscas una esquina, seguro que no la encontrarás.

Algunas piezas serán partes realmente distintivas del rompecabezas, porque tienen un texto o un color que solo aparece en un lugar.

También es posible que encuentres piezas de rompecabezas con una forma muy diferente a la de las demás. Ponlas separadas, ya que te resultará fácil detectar su lugar cuando comiences a montar el rompecabezas. Algunos puzzles tienen incluso lo que se llama fantasías: formas especiales, como personas o animales, repartidas por el resto de las formas normales del rompecabezas.

Montamos el centro

Todas las piezas del puzzle tienen lo que yo llamo ganchos o botones. Ahora que has clasificado las piezas por color, textura o forma, puedes empezar a colocarlas según la alineación de los ganchos y los botones.

A menudo es obvio que se alinearán (o no). Se recomienda trabajar en pequeñas secciones del rompecabezas, ya que algunas secciones serán más fáciles y rápidas de armar.

Una vez que hayas completado una pequeña sección, es el momento de colocarla en el marco del rompecabezas. Trata de colocarla donde estará cuando termines el puzzle.

⇒ Consejo de experto: trabaja en una pequeña sección a la vez en lugar de intentar colocar las piezas en todo el rompecabezas. Comienza con un área que tenga un patrón o una palabra y luego trabaja hacia el borde del rompecabezas. Si te quedas atascado, empieza con una nueva sección.

No rendirse nunca

Hay puzzles de muchas formas, tamaños y niveles de dificultad. A veces es necesario alejarse del rompecabezas y tomarse un descanso para armarlo. Los ojos frescos siempre son útiles. Armar rompecabezas debe ser una experiencia divertida y no debe ser frustrante.

Si tardas más de lo previsto, ten en cuenta que se trata de un fenómeno común entre todos los que comparten tu nuevo hobby. Cuantos más rompecabezas hagas para desarrollar tus habilidades, más fácil te resultará hacer rompecabezas y mejor serás.

⇒ Consejo de experto: caminar alrededor de la mesa o mirarla desde otro ángulo con una nueva perspectiva suele ayudar. Busca agujeros o puntos altos/bajos en el rompecabezas para comprobar si una pieza está fuera de lugar, ya que suelen ser indicadores de que un elemento está fuera de su sitio. Los puzzles deben estar apretados y planos en la parte superior cuando las piezas están correctamente colocadas.

Hora de enmarcar nuestro puzzle

¡Enhorabuena por haber completado el puzzle!. Ahora es el momento de decidir si enmarcar tu obra maestra o desmontarla y guardarla en la caja para compartirla con otra persona, o volver a hacer el puzzle más adelante.

Espero que hayas disfrutado de estas sugerencias y que te ayuden a montar incluso los puzzles más difíciles con habilidad y facilidad.

También te puede interesar