Blog para toda la familia

Cómo elegir la bicicleta de tu hijo

Cómo elegir la bicicleta de tu hijo

¿Quién no recuerda el día en el que aprendió a andar en bicicleta?. Es difícil olvidarse de las innumerables caídas y de ese instante en el que finalmente fuimos capaces de pedalear sin ruedas pequeñas, como si de un momento mágico se tratase. Y es que, cuando un niño comienza a sentirse cómodo en su bicicleta, ¡nada lo detiene!.

Cuando rememoramos ese momento y tenemos como objetivo que nuestro hijo aprenda a montar en bici, nos viene a la cabeza una serie de preguntas: ¿qué bicicleta permitirá que tu hijo aprenda rápido y bien?, ¿qué bicicleta es la más adecuada para él?, ¿qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una bicicleta para niños?.

Aprender a andar en bicicleta desde una edad temprana tiene muchas ventajas. Esta actividad no solo permite al niño desarrollar su sentido del equilibrio y la motricidad, sino también ejercitar y fortalecer sus músculos.

Para empezar, nada mejor que una bicicleta de equilibrio. En lugar de concentrarse en los pedales, el niño aprende lentamente a equilibrarse y cambiar de dirección. En una bicicleta de equilibrio, solo tiene que correr o caminar para avanzar, lo que ya sabe hacer. ¡Puede comenzar a la edad de dos años y rápidamente se sentirá cómodo!.

Algunos consejos antes de comprar una bici para niños

La bicicleta de equilibrio

Gracias a sus rueda,s más grandes que las de una bicicleta convencional, la bicicleta de equilibrio ofrece más seguridad que esta última. Su aspecto, muy similar al de una bicicleta, la hace atractiva para los más pequeños que quieren imitar los comportamientos de los mayores.

elegir la bicicleta de tu hijo

El cuadro de las bicicletas sin pedales puede ser de madera o aluminio. En cuanto a los neumáticos, pueden ser macizos o tener cámaras de aire reales. Si bien los neumáticos de goma maciza son los más fuertes, hacen que la bicicleta de equilibrio sea más pesada y absorben menos golpes en terrenos con baches.

Por lo tanto, quizás prefieras los neumáticos convencionales, aunque eso significa que no te escapas del riesgo de pinchazo. La amortiguación de bicicletas sin pedales que llevan neumáticos también será mejor.

En la mayoría de las bicicletas de equilibrio, la altura del sillín y el manillar se pueden ajustar a la altura de su hijo.

¿Bicicleta de equilibrio con o sin frenos?. La elección es tuya. La presencia de frenos hace que los niños estén más atentos y más concentrados, lo que puede dificultar un poco el aprendizaje.

La mayoría de las veces, los niños las usan sobre superficies llanas y a baja velocidad, por lo que los frenos no son esenciales. Además, el principio mismo de una bicicleta de equilibrio es que el niño puede frenar y detenerse con los pies.

Sin embargo, es cierto que las bicicletas de equilibrio equipadas con frenos permiten que los niños aprendan a frenar antes de subirse a una bicicleta de verdad.

En general, los niños que se han acostumbrado a andar en bicicleta de equilibrio se sienten más cómodos en una bicicleta y exhiben un mejor sentido del equilibrio.

Bicicletas para niños

Si tu hijo puede andar en una bicicleta de equilibrio sin tambalearse y comienza a aventurarse en pendientes o pequeños montículos, entonces está listo para probar suerte con la verdadera, ¡la bicicleta de pedales, cadena y frenos!.

Puede que necesite un poco de ayuda al principio, pero aprenderá mucho más rápido.

De hecho, ya sabrá mantener el equilibrio sobre la bicicleta y girar el manillar para ir en la dirección elegida. Todo lo que tiene que hacer es aprender a frenar y pedalear, ¡y eso llegará sin mucha dificultad!.

consejos antes de comprar una bici para niños

Debes tener en cuenta un consejo importante: ¡no compres una bicicleta demasiado grande para tu hijo, pensando que así podrá usarla durante más tiempo!. Lo único que conseguirás con esa idea es que no se sienta cómodo con ella ahora, que es justo el momento crucial.

Elige para tu hijo una bicicleta que se adapte perfectamente a su tamaño. El sillín y el manillar podrás ajustarlos a medida, según vaya creciendo tu hijo.

Las bicicletas destinadas a niños se clasifican por el diámetro de sus ruedas (más abajo encontrarás una tabla indicativa). En la mayoría de los casos, estas bicis no están ideadas para conducir por las carreteras de la ciudad, sino para ir por las aceras, lejos de cualquier peligro propio de la circulación de automóviles.

Fíjate en la normativa de tu lugar de residencia que te indicará hasta qué edad pueden ir los niños con bici por las aceras.

Las bicicletas pequeñas a menudo vienen equipadas con rodines auxiliares. ¡Eres libre de ponérselos o no!. Instalarlas a veces retrasa que el niño aprenda a mantener el equilibrio en la bici. Sí, en principio están ahí para facilitarles las cosas, pero el niño puede acostumbrarse a ellos y aprender malos hábitos que lastren su aprendizaje con la bicicleta.

En una bicicleta sin ruedas, al niño no le queda otra que aprender a sujetar el manillar, arrancar y girar. Cuando la bici del niño ha tenido ruedas auxiliares pequeñas y se quitan después de un tiempo, el niño debe volver a aprender lo básico desde cero.

Además, cuando el niño comienza a andar en una bicicleta de equilibrio, ya ha realizado ciertos avances que corre el riesgo de perder si instalamos ruedas pequeñas en su primera bicicleta. Así que, piénsate bien la opción de instalar ruedas pequeñas en la bicicleta de tu hijo. Desde nuestro punto de vista, esto puede dificultar el aprendizaje.

La mayoría de las bicicletas para niños son resistentes. Los niños no siempre son muy delicados con ellas, por lo que deben ser capaces de soportar el impacto. Por último, no olvides el aspecto de la bicicleta. ¡Cuanto más les guste a los niños, más querrán usarla!.

Bicicletas de montaña para niños

Por otro lado, están las bicis todo terreno para niños, que están cada vez más presentes en el mercado.

comprar una bicicleta de montaña para niños

Su aspecto es mucho más deportivo y permiten al niño subir a lo alto de todos los montículos y tomar los caminos de tierra. Éstas se pueden utilizar perfectamente para viajes diarios, ya sea ir a las actividades extraescolares de la tarde o para disfrutar de hermosos paseos con la familia.

¿Qué tamaño de bicicleta elegir para tu hijo?

Vaya por delante que las correspondencias de tamaño y edad son solo indicativas. Un niño de 5 años puede ser más alto que la talla indicada en la tabla y viceversa.

Para no cometer errores, te damos algunas pistas que te ayudarán a tener claro que la bicicleta que estamos comprando para nuestro hijo es del tamaño adecuado.

La bici elegida será del tamaño correcto si:

  • Puede sentarse en el sillín y tocar el suelo con la parte inferior de los dedos de ambos pies.
  • El espacio entre el tiro y el tubo superior es suficiente como para que, al estar parado, el niño pueda apoyar ambos pies planos en el suelo.
  • Sujeta el manillar manteniendo los codos ligeramente flexionados y con sensación de control total sobre él.
  • Alcanza perfectamente a las palancas de los frenos como para poder apretarlos.
Edad Altura Medida de rueda en pulgadas
De 2 a 4 años 82 – 100 cm 12″ Pulgadas
De 4 a 6 años 100 – 115 cm 14″ Pulgadas
De 6 a 8 años 105 – 125 cm 20″ Pulgadas
De 8 a 10 años 120 – 136 cm 24″ Pulgadas
De 10 a 12 años 130 – 145 cm 24″ Pulgadas
De 12 a 14 años 140 – 150 cm 24″ Pulgadas
De 12 a 14 años 145 – 155 cm 26″ Pulgadas
De 14 a 16 años 150 – 165 cm 26″ Pulgadas

Afortunadamente, el mercado actual dispone de una gran variedad de bicicletas de infantiles que recogen un amplio abanico de presupuestos, modelos, colores, diseños… ¡La magia de mantener el equilibrio sobre ruedas, avanzar y explorar el camino os espera!.

También te puede interesar