Planes familiares para recorrer La Axarquía

planes familiares para recorrer La Axarquía

Cuando pensamos en Málaga como destino de una escapada familiar, lo primero que se nos viene a la mente es una costa llena de turistas y restaurantes de todo tipo.

Eso puede estar muy bien, pero estaríamos dejando fuera una parte muy rica y variopinta de todo lo que puede ofrecernos la provincia de Málaga. Más allá de la costa, Málaga tiene un interior fascinante y ofrece maravillosos planes para aquellos que disfrutan de viajes más tranquilos: pasar un día en el Torcal de Antequera, visitar la milenaria ciudad de Ronda o adentrarse en la mágica cueva de La Pileta son algunos de ellos. Otro del que sin duda no te arrepentirás si lo realizas, es disfrutar de la comarca de La Axarquía con tus pequeños.

 

Conocer La Axarquía con niños

La Axarquía se encuentra en la parte este de la Costa del Sol, en Málaga. Esta comarca recoge 31 pueblecitos llenos de singularidad, bonitos paisajes de mar y montañas, cultivo tradicionales como olivos, almendros y viñas y otros más recientes como el mango y el aguacate.

 

Aunque toda la comarca comparte una idiosincrasia común, cada rincón de La Axarquía tiene singularidades propias como para poder vivir experiencias muy diferentes recorriendo apenas 30 kilómetros. Prepara tu mochila porque después de leer esta entrada estarás deseando venir a visitar La Axarquía con tus hijos.

 

1.- Río Chillar

 

Hazte de un par de zapatillas bien cómodas y que puedas tener a remojo y prepara algunas cosas indispensables en tu mochila, como agua y alguna fruta para picar.

 

Chillar es un río corto que se precipita hacia la costa desde la Sierra de Almijara, cerca del bonito pueblo de Frigiliana. Se trata de un entorno paisajístico espectacular en el que el río pasa por un desfiladero a través de la roca. Los estrechos cañones se alternan con cascadas ocasionales y zonas más abiertas que conforman una especie de piscinas sombreadas y naturales donde descansar.

rio chillar en familia

Hacer el río Chillar con los niños es una experiencia muy adecuada y divertida, en la que vosotros mismos decidís hasta donde queréis llegar. Dado que el camino de ida es el mismo que haréis a la vuelta, podréis decidir cuánto tiempo queréis caminar y volver en cualquier momento en que los niños se sientan algo cansados.

 

El hecho de que el paseo transcurra por el propio cauce del río hace que siempre haya suficiente agua como para ir fresquitos y que incluso disfrutemos de alguna que otra poza donde poder hacer un descanso en remojo.

 

Como siempre que se realiza cualquier actividad de senderismo en río, es importante que antes comprobéis la previsión meteorológica y descartéis hacer la ruta si hay pronóstico de lluvia. Por otro lado y dado que en los últimos años han cambiado la zona en la que está permitido aparcar, te aconsejamos que te informes bien de ese detalle para no encontrarte una desagradable sorpresa en forma de multa cuando regreses al coche.

 

2.- Acantilados de Maro y Nerja en Kayak

 

Otro lugar maravilloso que no te debes perder a la hora de planear tu viaje familiar por La Axarquía. Los acantilados de Nerja y Maro conforman un entorno increíble en el que, además de disfrutar del mar, podrás realizar actividades muy divertidas.

 

 

Es una ruta que sale desde la playa de Burriana (Nerja) hacia los acantilados de Maro en la que disfrutaras de enclaves de gran belleza: a un lado espectaculares acantilados, al otro un mar Mediterráneo apacible y debajo de ti sugerentes aguas cristalinas.

 

La dificultad es baja, con lo que suponen una práctica no demasiado exigente para los niños. Normalmente se hace un descanso a mitad de ruta para contemplar el enclave y recuperar fuerzas. Estas actividades se realizan bajo la supervisión de los experimentados guias de diferentes empresas locales como son: Educare-Aventura o Malaga-Aventura.

 

Si nunca has practicado el Kayak, ¡no te preocupes!. Ellos te darán las nociones básicas para que puedas realizar la ruta sin dificultad y con seguridad. Prepárate para respirar la pureza del mar mientras haces ejercicio y, antes de que toda la familia se dé cuenta, habrá pasado el tiempo de dos horas y media estimado para este recorrido.

 

3.- Cueva de Nerja

 

Nuestra escapada familiar por La Axarquía continúa y la siguiente parada es un punto absolutamente mágico. La Cueva de Nerja es una de las más espectaculares de España, lo que le ha valido para ser declarada Bien de Interés Cultural y permanecer en la retina de todos los que la visitan como un recuerdo imborrable.

 

Esta es una sensación aún más destacable en los más pequeños que no pueden dejar de mirarla con sus inocentes ojos de fascinación.

 

Está situada a 158 metros sobre el nivel del mar y cuenta con 4.823 metros de  desarrollo topográfico. Al tratarse de un valioso Patrimonio Cultural y Natural hay una serie de normas de obligado cumplimiento que tenemos que respetar si queremos conservar este lugar mágico para las generaciones venideras:

 

  • No tocar ni alterar las formaciones geológicas
  • No comer ni beber en el interior de la cueva
  • No elevar la voz por respeto al entorno y al resto de usuarios
  • No usar flash ni punteros láser o linternas

Normas bastantes lógicas a través de las cuales también podremos enseñar a los más pequeños valores como el respeto a nuestro Patrimonio Cultural y Natural.

 

Éstas son solo tres de las maravillosas propuestas que nos ofrece La Axaquía para una escapada en familia, pero sin duda hay mucho más.

 

Si tenéis la oportunidad de alargar unos días vuestra escapada, no dejéis de visitar algunos de sus pueblos de interior como Cútar, Alfarnate o Salares o dejaos caer por pueblos como El Borge o Almáchar donde podréis comprar un producto con una tradición y solera inconfundibles, las preciadas pasas de Malaga.

 

La Axarquía ofrece tantos planes para disfrutar en familia que ¡siempre te quedas con ganas de volver!.