Beneficios de jugar al ajedrez para los niños

beneficios ajedrez niños

Cuando hablamos de ejercicio, lo habitual es pensar en nuestro cuerpo pero, ¿qué ocurre con la mente?. Al igual que el cuerpo, la mente necesita ejercicio para mantenerlo en su forma máxima y una de las mejores y más recomendadas maneras para que los niños (y adultos) ejerciten sus mentes es jugar al ajedrez.

 

El ajedrez es muy divertido, puede ser jugado por todas las edades, tiene un potencial y una profundidad enormes para que los jugadores mejoren y además, se juega en todo el mundo. ¿Qué más le podríamos pedir?.

 

Para que no te quedan dudas, te vamos a hablar de los que probablemente son los 5 beneficios más importantes de jugar al ajedrez con los niños. Seguro que cuando termines de leer esta nota, estarás deseando animar a tus hijos a jugar.

 

¿En qué puede ayudar a los niños jugar al ajedrez?

1. Mejora la concentración y la memoria

 

Los estudios realizados por numerosos expertos han encontrado que los niños que juegan al ajedrez mejoran significativamente su memoria visual, su capacidad de atención y su habilidad de razonamiento espacial… Todos ellos son factores importantes para el éxito en la escuela y para el resto de su desarrollo como persona.

 

2. Mejora las matemáticas y la lectura

 

La resolución de problemas en general requiere de grandes dosis de concentración. Las matemáticas y los problemas se llevan muy bien, así que fomentar la necesidad de centrarse les será de gran ayuda. El proceso de pensar a través de las variables de movimiento de las fichas de ajedrez son rasgos importantes que ayudan a mejorar las habilidades matemáticas de los niños.

 

Además, el ajedrez activa una serie de procesos cognitivos como la decodificación, el análisis, el pensamiento y la comprensión (todas las habilidades necesarias para la lectura). Eso nos lleva a afirmar que los niños que juegan al ajedrez mejoran enormemente sus habilidades de lectura en comparación con los niños que no juegan.

 

3. Ayuda a desarrollar la lógica y la creatividad

 

Jugar al ajedrez requiere de muchísimo análisis y de escenarios en los que una situación condiciona la siguiente. El niño tendrá ocasión de encontrar estrategias que le han funcionado y otras que no lo han hecho. Eso le invitará a tratar de encontrar respuestas y a aplicar ciertos patrones que estructuren sus estrategias. Es decir, todos los ingredientes necesarios para desarrollar el pensamiento lógico y crítico que luego podrá aplicar en su día a día.

 

El ajedrez en los niños impulsa también la creatividad, ya que el jugador tiene que estudiar todas las alternativas posibles de movimiento e «inventar» una solución para situaciones en las que no ha estado antes. Si nuestro plan original falla hay que improvisar uno nuevo a toda velocidad y para eso hay que ser creativo.

 

puede ayudar a los niños jugar al ajedrez

4. Alienta y recompensa el trabajo duro

Puede haber una gran satisfacción en el hecho de saber que todo depende de ti. Si pierdes la concentración y haces una mala jugada, puede costarte una pieza o incluso la partida.


Jugar al ajedrez proporciona la sensación de que controlas tu destino. Para ganar tendrás que esforzarte mucho y no perder la concentración pero la recompensa de la victoria es una energía movilizadora que te llevará a trabajar por ello. Además de animar a tus hijos a valorar el esfuerzo y la persistencia, estarás fomentando su autoestima.

 

5. Ayuda a encarar la resolución de problemas complejos

 

Entre los muchos beneficios de jugar al ajedrez con los niños hay uno muy importante y que no debemos pasar por alto; afrontar problemas y tratar de buscarle soluciones. Dicho así, podría resultar una frase que resumiera gran parte de nuestro día a día y si es así, ¿qué mejor que aprender a desarrollar esa capacidad a través de un juego?.

 

Llegado este punto, es hora de ir pensando si para tu siguiente partida quieres fichas blancas o negra. ¡El próximo gran duelo se juega en el salón de tu casa!.