Blog para toda la familia

3 consejos para elegir el flotador para tu hijo

consejos para elegir flotador

Todos los padres quieren que sus hijos estén seguros dentro y fuera de la piscina. Una de las mejores maneras de mantener a su hijo seguro en el agua es con un buen dispositivo de flotación. Hay mucho donde elegir así que te damos 3 consejos esenciales para elegir el flotador para tu hijo.

Tips para comprar el flotador adecuado

Edad

Con la variedad de flotadores disponibles en el mercado, parece que hay una cantidad infinita de opciones entre los que elegir. Pero, ¿cuál es el mejor (y más seguro) para tu hijo?.

En primer lugar, ten en cuenta la edad de tu hijo. Los pequeños nadadores, como los bebés y los niños pequeños, necesitan el máximo apoyo, así como la presencia de un padre o cuidador. La elección de un flotador con soporte completo te dará tranquilidad, a la vez que le proporcionará una experiencia de natación más segura.

Los niños de preescolar y primaria que juegan más en el agua necesitan más libertad de movimiento, así que sería una buena idea elegir un flotador que les permita mover los brazos libremente. Los niños mayores, los adolescentes y los preadolescentes tienen necesidades diferentes, así que sigue leyendo para saber cómo debe influir el nivel de habilidad en la elección del flotador de piscina.

flotador chaleco salvavidas

Nivel de habilidad

A continuación, considera cuáles son realmente las habilidades de tu hijo en el agua.

¿Tienes un bebé que necesita apoyo de todo el cuerpo?. Si es así, una balsa inflable para bebés con asiento y cubierta para el sol es perfecta. Muchos de ellas vienen con un soporte reforzado que mantiene a tu bebé seguro mientras estás a su lado.

¿O tienes un nadador en ciernes que quiere ganar un poco más de independencia este año?. Dependiendo de su peso, los flotadores de brazo o un chaleco nadador de flotación son una gran opción. Ambos permiten a tu hijo nadar boca abajo (en lugar de mantenerse erguido como con un chaleco salvavidas) y mover completamente los brazos y las piernas.

Profundidad del agua

Si tu piscina no es demasiado profunda, un flotador circular es otra gran opción para los nadadores responsables que simplemente necesitan un poco de apoyo. Asegúrate de que el orificio interior no sea tan grande que se deslice automáticamente. Los brazos del niño deben descansar cómodamente, sin estirarse demasiado, alrededor de la curva del flotador.

Si tu hijo ha recibido algunas clases de natación y es capaz de llegar al muro de seguridad por sí mismo, una tabla de natación es una gran opción para darle un poco de apoyo extra. Les permitirá practicar sus brazadas y les dará una sensación de seguridad, especialmente en aguas más profundas donde los dedos pequeños no pueden llegar.

Y si tus hijos son grandes nadadores y solo quieren un flotador para descansar y jugar, hay flotadores súper divertidos y originales pensados justo para eso. Por ejemplo, una porción de pizza flotante, un flamenco gigante, una galleta Oreo flotante que pide ser sumergida o un entrañable flotador de unicornio.

Elijas lo que elijas, a tus flotadores les encantará nadar con tus hijos en la piscina perfecta. ¡Toda la familia en el agua dispuestos a pasar el mejor verano de su vida!

También te puede interesar